Mejores posturas para tener sexo

posturas para tener sexo

Estas son las mejores posturas en la cama que puedas tener, inténtalas en el mismo orden que te he dicho y no te pongas a probar a lo loco ni a saltar de una a otra sin sentido, si te tienen que quedar una o dos te quedas ahí y no pasa nada, lo importante es el placer que sintáis ambos.

Lo único que te va a faltar en este momento es la pareja adecuada para que ese revolcó merezca la pena. Y para ello puedes utilizar las web para tener citas sin compromiso, un lugar donde hombres y mujeres buscan tener relaciones en las que todo está permitido, las limitaciones las pones tú.

Te va a sonar que son las clásicas del Kamasutra, pero todo tiene una razón.

  • El misionero: siempre comenzamos por esta postura y es que es la más cómoda para ellas. Aquí tú eres quien domina el movimiento y la fuerza de la penetración. Pero lo mejor es que estás abriendo apetito con besos, caricias, arañazos y mordiscos. Un truco de Kamasutra: Besa en el cuello a tu pareja, lame la oreja y muérdele el hombro, pero la voz también provoca placer y es que esta postura es ideal para eso.
  • El perrito: es la segunda postura del Kamasutra más usada después del misionero y es que es en muchos sentidos la mejor. Prueba a hacerla justo después del misionero, dale la vuelta a tu chica y ponla boca abajo, con las rodillas apoyadas en la cama. Acaricia su culo y pega, agárrala fuerte del pelo. Está tan excitada que esto le provoca más placer. Ahora es cuando procedes a la penetración, notando sus nalgas entre tu pelvis. Da muchísimo placer a los hombres y estimula el punto G en las mujeres.
  • Abajo el perrito: justo después de la postura anterior, que la chica se deje caer completamente sobre la cama y él la apriete con su pelvis. Con esta postura ambos están cómodos y ayuda a la fricción del clítoris. Aprovecha para poder a tu chica en el cuello, lamer la oreja y hablarle. Intenta que tu voz sea grave y la envuelva, como digas alguna tontería la hemos cagado.
  • La posición Andrómaca o la variante del Amazonas: es muy parecida al misionero, solo que es ella la que está arriba. Aquí el hombre es el sometido y la mujer tiene el poder. Si la mujer no sabe moverse bien, esta posición será muy aburrida, pero puede añadirle algo novedoso y que pocas mujeres conocen: masajear el pene con las paredes de la vagina. Esto es algo que ella tiene que entrenar antes y que sin duda el hombre sentirá mucho placer porque es parecido a sentir una felación.
  • El escalador o triángulo tórrido: esta postura tiene muchísimos nombres, pero la verdad que es genial y la he dejado para el final para que compruebes que ayuda a estimular el punto G de una forma increíble. Ella se tumbará con las piernas hacia arriba, apoyando las piernas encima de tus hombros. De esta forma penetras y ella notará que está rozando la pared vaginal más cercana al pubis, ahí es una zona rugosilla que es donde está situado el punto G. Al principio ella sentirá ganas de orinar e intentará escaparse de ti, pero no la dejes, continua y veras que orgasmo tan escandaloso.
Canal Diócesis TV
Tech Nerd theme designed by Siteturner